lunes, 18 de mayo de 2015

Recuerdos en la Zona de Libre Albedrío




Hace mucho tiempo, existían unos seres que querían crear algo. Para hacerlo, necesitaban entrar a cambiar parte de la creación de una forma muy sutil. Estos seres trabajaban para un aspecto de la consciencia llamado luz. Estaban asociados con ella y la vigilaban cuidadosamente. En muchas ocasiones, estos Guardianes de la Luz se encontraban y trabajaban juntos, y cruzaban caminos en los diferentes reinos de la realidad. Planificaban, compartían anteproyectos y diseñaron una época en la que su plan entraría en vigor.


Ciertos miembros del equipo de la luz especularon sobre las posibilidades del Creador Principal: lo que haría, dónde actuaría y cómo sería estimulado. Estas entidades comprendían lo que se podía hacer con la luz y su plan fue diseñado cuidadosamente. Durante muchos cientos de miles de años, estos seres de luz fueron entrenados para llevar a cabo el plan.
 
Parte del plan exigía estar preparados para la sacudida que anticipaban llegaría del Creador Principal.

Había una gran dedicación y preparación cuando el trabajo y el entrenamiento empezaron. Había mucho que aprender antes de que el plan pudiera ser implementado, ya que era un plan osado. La intención de estos Guardianes de la Luz era llevar la luz, o el conocimiento, a una realidad donde no era bien recibida y donde no encajaba. Era como intentar meter el pie en un zapato en el que no entra.

Estos seres tenían un plan para prepararse para el momento en que la luz sí encajaría Vosotros sois esos seres y ahora es el momento. momento ha sido planeado cuidadosamente y cada uno de vosotros, en lo más profundo de su ser, sabe que está aquí por una razón. Habéis venido a poner en marcha el movimiento que os liberará de todo aquello que os ha mantenido atados a vuestra realidad, que os ha atrapado con finas cuerdas de acero y os ha encerrado dentro de vuestro concepto de vosotros mismos y de vuestra relación con el cosmos.

Para aquellos de vosotros que habéis venido a representar vuestro plan y a trabajar con la consciencia de luz, el momento es ahora. Vuestra acción empieza ahora mismo. Todo lo que tenéis que hacer es empezar a dejar que esta energía entre en vuestro cuerpo. Tenéis que empezar a vibrar con esta energía y a despejar los pasillos del yo, las energías emocionales que están encerradas en vuestro cuerpo físico.
 
A medida que empecéis a examinar el «yo», encontraréis que existen muchos «yoes» con los que podéis viajar por las carreteras internas, o sistema nervioso interno, de la consciencia.

Descubriréis que vuestra sociedad ha sido diseñada de una manera muy inteligente, con el fin de evitar que conozcáis esta porción tan íntima, gratificante y emocionante de vosotros mismos. Como Guardianes de la Luz, crearéis opciones de realidad y las haréis llegar a la consciencia masiva del planeta. Primero, lo haréis para vosotros mismos, creando una paz y un amor en vuestro interior aceptando quiénes sois, todo lo que habéis hecho en la vida y todo lo que os han hecho en la vida. Aceptaréis e integraréis todo esto porque sabréis que era exactamente lo que necesitabais para llegar a esta etapa final de anclaje de la luz.

Ésta es una antigua historia, y está registrada en vuestros cuerpos. Parte de lo que os estamos pidiendo y recordando es que abráis esta histórica casa del tesoro y os convirtáis en arqueólogos internos. Estad dispuestos a transitar por los caminos del recuerdo de esta vida y otras vidas para poder empezar a tener una imagen clara del propósito de la consciencia.

Cuando empecéis a vislumbrar el propósito de vuestra propia consciencia y descubráis vuestra inteligente forma de viajar, y todos los disfraces que habéis usando, y todas las acciones en las que habéis participado, aprenderéis a aceptar la totalidad de vuestro ser.
 
Cuando aprendáis a aceptar un comportamiento que no es de lo más elevado, y a aceptar vuestra propia identidad sexual, y a aceptar cómo valorasteis o dejasteis de valorar la vida durante distintas vidas, se abrirá un chakra que está situado alrededor de la glándula del timo, entre el cuarto y el quinto chakra. Es por aquí por donde finalmente se abrirá el sistema nervioso y la información fluirá, y por aquí comenzaréis a regenerar el cuerpo y a entrar en el amor incondicional.

A medida que empecéis a aceptar y explorar aquello en lo que habéis participado, podréis comprender mejor lo que está sucediendo ahora en el planeta. Permitiréis, entonces, que cada uno baile al ritmo que mejor le va, el que más le esté enseñando en estos momentos. Se están tocando algunos ritmos bastante caóticos en este planeta y todos ellos tienen un propósito.
 
Este es fortalecer al ser para que pueda ser informado por completo acerca de la realidad. El ser podrá entonces decidir el camino del alma, o el camino personal, con claridad, a través de la realidad. El plan original era que la Tierra sería un centro de intercambio de información para todos los diferentes sistemas galácticos. Los Planificadores Originales no han abandonado este plan. Eran miembros de la Familia de Luz y muchos de vosotros los conocéis bastante bien. Sentidlo durante un momento.

Queremos despertar vuestros recuerdos. Queremos que empecéis a comprender la magnitud de lo que le está ocurriendo a vuestra especie en este planeta para que podáis operar cómodamente, con conocimiento e información. Los Planificadores Originales son muy capaces de tramar nuevas direcciones y nuevas realidades.

Como ya hemos dicho, en un universo de libre albedrío todo está permitido por el Creador Principal. Por esta razón, como el tiempo, tal como vosotros lo conocéis, no existe fuera de vuestro sector local, las cosas se han de resolver por sí mismas. De ahí que a vosotros los humanos os parezca que hace mucho tiempo que no pasa nada emocionante en la Tierra en el aspecto cósmico planetario. Desde un punto de vista más amplio, no hace tanto tiempo, pero como estáis atrapados en el marco temporal de la Tierra, tenéis la sensación de que es mucho tiempo.

La luz da información y la oscuridad la retiene.
 
De manera que, en los tiempos venideros, os resultará fácil discernir quién es quién y qué es qué a medida que viajéis fuera del reino de la tercera dimensión. Todo lo que tenéis que hacer es discernir si algo es luz y os da información, o si la información está siendo distorsionada, o si está siendo retenida por completo. Tanto la oscuridad como la luz provienen del mismo creador, el Creador Principal, que ha creado a unos dioses creadores que entran y salen y cumplen su mandato. Les ha otorgado a todos estos dioses creadores la libertad de formar otros mundos, de descubrir cómo crear vida, y cómo convertirse en padres de los sistemas galácticos que ellos han creado.
 
Aprender a ser buenos padres es un largo proceso.

Los dioses creadores se han hecho a sí mismos y han alimentado sus mundos consigo mismos. En Egipto, existe la historia de un dios creador que se masturbó y creó al mundo. El dios se tomó a sí mismo y creó nuevas identidades a partir de sí mismo con el fin de poder estar presente en lo que creara, y no fuera de ello. Todos vosotros sois necesarios para acceder a la porción de memoria que es parte de los dioses creadores.
 
¿Quiénes son estos dioses? ¿Quiénes son los dioses que lucharon contra estos dioses? ¿Quiénes son algunos de estos dioses que vinieron aquí y os controlaron? Parte de vuestra tarea es acceder a vuestra memoria.

Cuando estos seres regresen a la Tierra, muchos de vosotros, al verlos, diréis:

«Sí, estos dioses son maravillosos. Me siento muy bien con ellos. Son magníficos. Mirad todo lo que pueden hacer».

Parecerá que algunos de estos dioses están arreglando y salvando a vuestro mundo. En ese momento se correrá el riesgo de perder la visión más amplia. Parecerá que vienen a arreglar y a salvar al mundo cuando, en realidad, todo lo que están haciendo es crear otra forma de autoridad y controla Lo que queremos decir es que la gente pondrá un sistema de creencias y un paradigma en estas entidades. Habrá un enorme programa de marketing para venderos la presencia de estas entidades.
 
El programa ya está en funcionamiento.

Vosotros no sois como las masas de la Tierra porque sois miembros de la Familia de la Luz y porque sabéis cosas que otros no saben. Podéis saber que estos seres no son seres de luz y lo podéis saber en el centro de vuestro ser. Puede ser que os sintáis mal en una sociedad que no sabe todo esto. Muchas personas adorarán a estos seres porque parecerá que ocurren milagros y que el acontecimiento más importante de la historia del mundo está teniendo lugar. Podría dar la impresión de que se le está dando una nueva oportunidad a la humanidad, una nueva era dorada. Luego habrá una enorme sorpresa cuando la gente se dé cuenta de que las tiranías son más grandes que nunca.

El propósito, por supuesto, es que cada individuo sea soberano y que el planeta se una. No todo el mundo hará el cambio. No todo el mundo se encuentra en la vibración que quiere trabajar en armonía en esta época. Hay quienes sentirán como si estuvieran en un estado de éxtasis cuando encuentren lo que ellos creerán que es una nueva autoridad, una autoridad superior, un nuevo paradigma, dioses animales o lo que fuere. De manera que la Familia de la Luz, como ha infiltrado y penetrado en este planeta, creará su propia esfera planetaria, su propia Tierra.

Todos estáis aprendiendo acerca de la autoridad. ¿Quién es el jefe de los seres que están aquí ahora? ¿Quién es su Dios? ¿Quién es su autoridad? Esa autoridad está regresando a la Tierra. Hay una lección en ella para la Tierra. Estos seres, que ni están espiritualmente informados ni tienen maneras espirituales, niegan la existencia de una fuerza espiritual.
 
Han desarrollado principios o tecnologías científicos que dispersan las leyes espirituales. Podéis pensar que porque vosotros entendéis o creéis en los reinos espirituales, todas las personas, a medida que evolucionen, abrigarán esa información con naturalidad. No es así. Es posible llegar a ser un gran maestro de la manipulación de la materia y de la realidad sin llegar a comprender las conexiones espirituales. Es muy importante que sepáis esto.

Habrá quienes lleguen a este planeta desde las estrellas, con habilidades que resultarán increíbles a la consciencia masiva de la gente en la Tierra. Pero estos seres no sentirán, pues no estarán conectados a ninguna búsqueda espiritual. La elección de buscar, de despertar al ser espiritual, es una libre opción para todas las personas en este planeta y en todo el universo. No todo el mundo será consciente de esto.

Así como vosotros habéis cultivado a individuos muy poderosos en este planeta que no están en contacto con sus sentimientos —que no tienen ninguna conexión con la consciencia emocional ni espiritual— existen también seres en el espacio que son reyes espaciales o seres espaciales extremadamente poderosos que no tienen nada que ver con la espiritualidad. Son fuerzas poderosas.
 
Si os encontráis con estas fuerzas, será como el encuentro de David y Goliat. Por esta razón es importante que todos vosotros aprendáis a alterar vuestra realidad de manera que podáis bailar entre vibraciones de frecuencia, o cambiar a la estación del mundo que queréis experimentar.

El control de frecuencia en la Tierra consiste en el deseo de tener algo que adorar. El planeta se dirige hacia alguien o algo nuevo que adorar. Ésa es la inserción holográfica potencial —un nuevo dios para adorar—. Los dioses creadores, los reptiles, saben que su plan se está acabando, por decirlo de alguna manera, y existe la intención de crear un nuevo plan, una nueva diversión, una nueva forma de quitar poder. Por eso, por encima de todo, escuchaos a vosotros mismos.
 
Escuchad el mensaje interno que os llega desde dentro y empezad a danzar con él, y haceos amigos. Lo que se espera de vosotros es que descubráis la realidad desde dentro y que llevéis vuestra vida en esa dirección. Ése es verdaderamente el don que se entrega en la zona de libre albedrío.

Parte de la dicotomía o el equilibrio en una zona de libre albedrío es que todo está permitido, incluso las tiranías. En esta zona de libre albedrío, todo el mundo posee el potencial de crear su propia realidad. Tenéis la libertad de elegir si queréis que otros creen vuestra realidad por vosotros. La mayoría de las personas en la Tierra permiten que otros creen y dicten su realidad por ellos. Mediante el control de frecuencia, se os ha llevado a buscar las respuestas fuera de vosotros. Cuando aparecen nuevos dioses, estáis prestos a adorarlos.
 
Aquellos que controlan la frecuencia están perdidos en lo mismo, vosotros sois su espejo.

A medida que empecéis a vivir de acuerdo con vuestra propia guía y vuestra propia valentía, todo empezará a cambiar por completo. Esto está ocurriendo en muchos sitios. Así como el pensamiento viaja a través de la Tierra, también existen caminos por los que el pensamiento puede ser dirigido a través del cosmos. Los sistemas de redes y los rayos cósmicos creadores forman parte de un sistema intergaláctico que dirige aquello que creéis hacia otros lugares de la existencia. De manera que, incluso en la actualidad, sois una inspiración para otros como una frecuencia que alimenta a otros sistemas.

De la misma manera que nosotros traemos energía de otros sistemas hacia el vuestro, vosotros enviáis a otros sistemas una energía que les afecta —y no lo sabéis—Queremos que seáis conscientes de vuestro impacto y de vuestro poder para afectar a otros sistemas. No tenéis ni idea de lo poderosos que sois, y por esa razón podríais ser peligrosos.
 
Habéis incorporado una increíble cantidad de esta energía mutante. ¿Qué haréis con ella? ¿Cómo la vais a dirigir? ¿Os amáis a vosotros mismos?

Los Planificadores Originales persiguen mucho más que esta zona en particular: están detrás de un cambio en el ADN universal. Quieren que todo el universo cree una nueva sinfonía en la consciencia. No sólo persiguen el restablecimiento de la disponibilidad de frecuencias en la Tierra. Su juego es mucho más amplio: persiguen la reestructuración del tipo de vibración de todo el universo. Lo están haciendo yendo a las zonas clave para infiltrarse y provocar una implosión simultánea.
 
Habrá un despertar universal en estos centros para que el universo entero pueda cambiar su frecuencia en el momento apropiado.

Los Planificadores Originales han solicitado el interés del Creador Principal. El Creador Principal aprende de todas las cosas porque es todas las cosas. Así como vosotros estáis aprendiendo a honrar vuestras lecciones, las cosas que manifestáis para vuestro ser, el Creador fundamental honra toda creación. El Creador Principal permite que todas las cosas sean y aprende acerca de su propio potencial mediante la observación de todo lo que nace, de la misma manera que un padre sabio aprende de sus hijos. El Creador Principal necesita que salgáis y que le llevéis las nuevas invenciones para que pueda tener experiencias y evolucionar.

El Creador Principal ha dirigido su energía hacia esta zona de libre albedrío porque, desde un vasto punto en vuestro futuro, se le ha mostrado hacia dónde irá este experimento si no es controlado y atendido. La energía podría moverse furiosamente y dominar otra energía. Existe una gran probabilidad de que alcance cientos de miles de años de dictadura en el sistema universal. Desde un lugar lejano en el futuro, este experimento está siendo puesto en marcha otra vez: su energía esencial está siendo transmutada y transformada.
 
Vosotros tomáis parte en esta transformación al penetrar en las entrañas del sistema y al despertar.

Vuestra porción humana ha delineado quién es el bueno y quién es el malo y quién es quién en la jerarquía espacial. Ha habido enormes cantidades de literatura sobre este tema, y la habéis comprado toda. Haced trizas todas esas ideas. Hacedlas trizas todas, incluyendo quién pensáis que somos. En los próximos años, aquellos que lleguen de los cielos pueden no ser miembros de la Familia de la Luz. Serán el espejo de los habitantes de la Tierra. Os hemos dicho que vuestra lección es la autoridad: convertíos en vuestra propia autoridad y dejad de ceder vuestra toma de decisiones a la gente del gobierno o a vuestros padres o profesores o dioses.
 
Es hora de que la gente de la Tierra sea soberana.

Los humanos tendrán que ser engañados antes de llegar a ser conscientes. Muchos de vosotros os encontraréis muy frustrados. Veréis cosas que otros no ven; veréis un fanatismo masivo en la Tierra y no seréis capaces de vivir con eso. Veréis a las masas caminar hacia un dios que es la locura. Estáis empezando a sentir lo que está por llegar. Llevar la luz es una enorme tarea: una vez la dejáis entrar en vuestro cuerpo, no hay nada que la pueda detener.
 
No podéis decir:

«Abandono el equipo de la luz. No seré reconocido como miembro de la Familia de la Luz».

Algunos de vosotros querréis hacerlo a veces pero, una vez la luz está ahí, no es posible.

Queremos que os deis cuenta de que esos seres espaciales que están dentro y alrededor del planeta, que vosotros sentís que son los «malos» —con los que vuestros gobiernos han hecho tratos— se están enfrentando a los mismos problemas que vosotros. Son seres que os están devolviendo el reflejo de vuestras creencias y vuestros dramas. Han sido acusados de tener un comportamiento nefasto, de realizar mutaciones y secuestros de seres humanos, que se han quejado ante las muchas organizaciones que estudian a los Ovnis.

Sin embargo, estos seres actúan como un espejo para mostraros vuestro propio mundo: lo que consentís y lo que permitís que vuestros líderes hagan por todo el mundo.
 
¿En qué medida es vuestro consentimiento al gobierno y a los medios de comunicación, y la forma en que es utilizado, diferente a la mutilación de una vaca por parte de un extraterrestre?
 
Estos extraterrestres que vienen aquí no están haciendo nada distinto a lo que hace vuestra propia especie.
 
Las masas permiten que sus líderes hagan lo que quieren en su nombre en lugar de levantarse y decir:

«¡Basta, yo no apruebo eso!».

Existe una gran complacencia en la Tierra.
 
La consciencia en este planeta es:

«Hazlo tú por mí. No quiero ser responsable. Tú serás mi representante en el gobierno. Tú serás mi maestro. Tú serás mi jefe. Que alguien me diga lo que tengo que hacer».

Estos extraterrestres reflejan esto para vosotros. ¿Os acordáis de la serie «V» que pasaban en la televisión? Esa serie os da una idea de la astucia y confabulación de ciertas entidades que llegarán del espacio; algunas personas las adorarán, sin duda, y pensarán que son unos maestros absolutamente poderosos. Estamos diciendo que esas escenas se harán realidad. Está pendiente una fusión de la consciencia humana y la presencia extraterrestre en este planeta. Está llegando a vosotros a ritmo acelerado.

Muchos de vosotros, que habéis estudiado y utilizado vuestro propio discernimiento, os sentiréis extrañados y abrumados ante la locura y la adoración ideológica que el resto de la raza humana expresará hacia ciertos seres del espacio que se hacen pasar por vuestros creadores, aunque sus cuerpos no se parezcan a los vuestros. Serán capaces de hacer muchas cosas y compartirán muchas tecnologías. Quizá lleguen a curar ciertas enfermedades que ellos mismos ayudaron a crear al enseñar el arte de la guerra bacteriológica a vuestros científicos.

Sentiréis repugnancia hacia la sociedad porque no encajaréis con estos nuevos dioses y os retiraréis.
 
¿Comprendéis que estos nuevos dioses pueden ser lagartijas? ¿Lo encontráis un poco gracioso? Aguardad sentados porque no tenéis ni idea de lo que está por venir. Si os dijéramos todo lo que está por venir, hace tiempo que os hubierais dispersado.

Hay quienes actúan en ambos equipos porque son agentes dobles. Esto es muy complicado y es tiempo que lo comprendáis. Estamos empujando vuestros paradigmas y estirando vuestra identidad porque os estamos preparando para algo. Si estáis preparados podréis permanecer firmes en una identidad y no ser aplastados por lo que pensabais que estaba ahí fuera.
 
Oh, queridos humanos, estáis a punto de empezar una aventura y sólo vosotros la podéis llevar a cabo. Los reinos de lo no-físico os apoyan continuamente y los miembros de la Familia de Luz os están rodeando y acompañando. Sin embargo, sois vosotros los que tenéis que dominar las leyes que compartimos con vosotros y anclarlas en el planeta.

Cuando empecéis a vivir todo lo que os enseñamos —a confiar en vuestra identidad, a confiar en la sincronicidad, a confiar en que sois parte de un plan— , entonces encontraréis que incluso en medio de grandes calamidades y de increíble desorden seréis capaces de desafiar las leyes de la humanidad. Los dioses creadores tienen sus propios creadores, hacia los cuales están evolucionando.
 
El lapso en la consciencia entre los dioses creadores y sus creadores ocurrió dentro del contexto de la manipulación de mundos y universos, no necesariamente de la manipulación de especies.
 
Vosotros, como especie, estáis siendo manipulados dentro de una multitud de realidades. Vuestra tarea consiste en descubrir en cuántas realidades existís. Para aquellos seres que os manipulan, la tarea consiste en averiguar cuántos mundos están manipulando. Los dioses creadores son malabaristas de realidades pero, ¿quién está jugando con sus realidades y haciéndolas pasar por su creación en todos estos mundos en primer lugar?

Todo esto ha de ser sentido. Permitid que las células de vuestro cerebro funcionen sin vuestra mente racional y consciente, que quiere definir todas las cosas hasta el último detalle.
 
Esta experiencia exige que cultivéis un sentimiento en vuestro interior y luego, un día, en un momento dado, una tarde, experimentéis la sobrecogedora sensación de saber: como si una composición de miles de páginas cobrara vida en cinco segundos de divino éxtasis.