miércoles, 11 de noviembre de 2015

Sagitario: Rompe con tu naturaleza



Sabemos que uno de los regalos más grandes del mes de Kislev, o Sagitario, es la capacidad para crear, atraer y manifestar milagros para nosotros mismos y para otras personas. Y cada vez que hablo o pienso acerca de los milagros, recuerdo la carta en la que Rav Brandwein le reveló a Rav Berg el secreto de los milagros. Rav Brandwein hace referencia al milagro de la división del Mar Rojo, y de allí aprendemos la forma para despertar milagros a lo largo de nuestra vida.
Rav Brandwein dice que el mundo opera de acuerdo a una naturaleza específica: así como el Sol asciende en cierto momento, también se oculta. Del mismo modo, cada uno de nosotros opera siguiendo una naturaleza específica. La naturaleza básica de un individuo es el Deseo de Recibir para Sí Mismo, el ego, que es el deseo constante que tenemos de tomar sólo para nosotros mismos. Rav Brandwein señala que la única forma en la que podemos manifestar milagros en la vida, que es ir en contra de la naturaleza de este mundo, es si rompemos con nuestra propia naturaleza y nos esforzamos en ir en contra de nuestra naturaleza innata, nuestro Deseo de Recibir para Sí Mismo. No existe ninguna otra forma. Todas las oraciones y conexiones que una persona haga no podrán despertar y manifestar verdaderamente la bendición de los milagros en su vida a menos que el individuo, de forma activa, rompa con su propia naturaleza.
Cada uno de nosotros tiene una idea, o al menos deberíamos comenzar a tener una idea, de cuál es nuestra naturaleza. Debemos preguntarnos: ¿Cuáles son las cosas que detesto hacer? ¿Cuáles son las cosas que realmente me encanta hacer sólo para mí? Si todo el trabajo espiritual que hacemos —que puede ser un trabajo espiritual increíble— se encuentra enmarcado en el ámbito de nuestra naturaleza, entonces dicho trabajo no podrá traer milagros a nuestra vida. 
Puedes tener a un individuo que dedique una gran cantidad de tiempo en llevar a cabo trabajo espiritual y acciones aparentemente dadoras, y esas acciones traerán cierta cantidad de Luz a la vida del individuo; pero si deseamos milagros para nosotros y para otras personas, milagros que de verdad estén más allá de la naturaleza, entonces debemos romper con nuestra naturaleza… porque sabemos que la Luz del Creador se comporta con nosotros de la misma forma en la que nosotros nos comportamos. Por ende, una de las tareas más importantes de este mes es romper activamente con nuestra naturaleza.
Así que evalúa. No te dejes engañar por todo el trabajo espiritual. Sólo porque venimos a eventos, hacemos nuestras conexiones diarias, estudiamos el Zóhar, etc., no significa que sea suficiente. Averigua cuál es tu naturaleza y busca formas activas de romper con esta naturaleza este mes. Cuanto más rompamos con nuestra naturaleza innata del Deseo de Recibir para Sí Mismo, mayor será la Luz de los milagros que podremos atraer para nosotros y los demás.
Es fácil engañarnos y pensar: “Estoy conectado con la Luz del Creador gracias a toda esta larga lista de acciones que realizo”. Pero la pregunta este mes no es “¿Cuánto trabajo espiritual hago?” o “¿Cuántas conexiones realizo?”. La pregunta que debemos hacernos este mes es: “¿Cómo estoy rompiendo con mi naturaleza?” ya que, en la medida en la que rompas con tu naturaleza de este modo, en esa misma medida el Creador romperá con la naturaleza de este mundo para ti.
Este es el secreto que Rav Brandwein le dio a Rav Berg acerca de cómo despertar milagros. Y no es sencillo, pero nos abre la puerta—si lo entendemos, apreciamos y actuamos con base en ello— para llegar verdaderamente a un plano de milagros que jamás hemos experimentado antes. Hay una increíble cantidad de Luz, bendiciones y milagros más allá de la naturaleza que están listos para venir a cada uno de nosotros en este mes; para manifestarlos tenemos que encontrar las formas de romper con nuestra naturaleza. Por ello, durante este mes de milagros, el mes de Kislev, descubre cuál es tu naturaleza y rompe con ella… una y otra vez.
es.kabbalah.com